Las pequeñas empresas no invierten lo suficiente en campañas fotográficas

¿Porqué es tan difícil para la pequeña empresa y el emprendedor competir con la calidad de las campañas fotográficas de los grandes?

¿Tan cara es una producción fotográfica profesional, que muchas veces los responsables de pequeñas empresas terminan haciendo ellos mismos las fotografías que necesitan? ¿Tan poco confían las pymes en la importancia de una campaña fotográfica profesional, que muchas veces eligen buscar fotógrafos gratis?

Los "grandes" aprendieron esto hace ya mucho tiempo. Es normal descubrir empresas de éxito dedicando el 20, el 40 o incluso el 60% de sus rendimientos para producir nuevas campañas y estrategias de comunicación, basadas fuertemente en la fotografía.

Por qué tantas pymes no invierten en campañas fotográficas?

  • A veces no se confía en la efectividad de la fotografía lo suficiente como para justificar el gasto que conlleva.
  • Muchas plataformas para encontrar fotógrafos ofrecen una experiencia confusa que no aporta confianza.
  • Al acudir a agencias especializadas de publicidad, los presupuestos son demasiado altos para la pequeña empresa o el emprendedor.
  • Muchos fotógrafos aficionados con poca experiencia se aventuran a ofrecerse como profesionales; esto provoca desconfianza en el sector profesional.
  • Existe una gran disparidad de precios, a causa de la naturaleza artística del sector y la valoración subjetiva del caché.
  • Normalmente no se tiene en consideración el valor de las cesiones de derechos de autor, o de derechos de imagen cuando se trata de producciones con modelos.
  • El cliente normalmente no conoce la complejidad que entrañan algunas producciones, y no puede valorar adecuadamente los presupuestos que recibe.

A causa de esta incertidumbre, gran cantidad de pymes terminan utilizando fotografías genéricas de bancos de imágenes que muestran una imagen estandarizada y repetitiva de la empresa, o buscando el presupuesto más bajo para unas fotografías básicas de catálogo o para e-commerce, dejando al margen la campaña de comunicación puramente creativa, la que otorga personalidad a la empresa, y la que consigue, por ejemplo, que un cliente compre un producto por afecto, y no sólo por precio o por necesidad.

Recuperando la confianza en la fotografía

Especialmente si tu negocio aspira a más que a clientes locales que pasan frente a un escaparate, tu comunicación debe ser lo más importante después de tu producto. Algunos negocios de éxito, por suerte o por desgracia, incluso prioritizan la comunicación por encima del producto.

Observa a tu alrededor: No es que el comercio tienda a desconectarse del cliente cada vez más con las nuevas tecnologías, es que ahora la conexión es mucho más íntima, y no es que esté ocurriendo ahora: es que ocurrió hace años, y ya estamos en la siguiente etapa.

La diferencia no está en el precio sino en el producto, en la historia que hay detrás de una marca, en el equipo, en la filosofía de la marca, etc.
Manuel de Timoteo, de The Brubaker

Llevamos desde 2004 observando el sector profesional de la fotografía a través de Litmind, nuestra plataforma para artistas de la imagen. Hemos vivido el boom de la fotografía digital, el nacimiento del fenómeno en torno a los fotógrafos aficionados, y somos testigos de una nueva generación de fotógrafos profesionales que están marcando tendencias y forzando los límites de la creatividad fotográfica, ávidos por trabajar.

Por ello hemos creado Photolancers: Para que las empresas reencuentren la confianza en la fotografía como herramienta de comunicación, como medio para llegar a sus clientes a través del arte. En Photolancers, las empresas publican sus proyectos de fotografía y reciben presupuestos de fotógrafos seleccionados, sin compromiso, sin comisión y sin ningún gasto adicional.

Si eres responsable de un negocio o si estás emprendiendo, te invitamos a que consideres la importancia de la imagen en tu estrategia para conectar con tus clientes, y te invitamos a que publiques en Photolancers vuestro próximo proyecto para un catálogo de moda, un lookbook, una campaña de fotografía, fotos de producto, de e-commerce, o lo que podáis imaginar.

Es hora de retomar el contacto con tu público y confiar de nuevo en la fotografía, el momento no podría ser más propicio!

Utilizamos cookies con respeto. Más información
Aceptar