Cómo organizar una sesión de fotografía para un catálogo de ropa

Para pymes y emprendedores, repasamos todo lo que hay que saber para contratar un fotógrafo y realizar las fotos de vuestro catálogo de moda.

Un catálogo de ropa puede tomar muchas formas, así que el fotógrafo necesitará tener una referencia específica sobre lo que necesitáis. De este modo obtendréis presupuestos acordes a lo que buscáis, homogéneos y sin sorpresas, ésta es una lista de lo que hay que tener claro antes de empezar:

¿Cuántos cambios?

Los catálogos de ropa se miden por "cambios": ¿Cuántas veces el modelo debe cambiarse de ropa, aunque sólo sea una prenda? Cada cambio de ropa toma tiempo: El estilismo adicional puede que cambie, y el maquillaje y la peluquería quizá deban retocarse. El número de cambios de ropa es quizá el factor que más influye en el presupuesto final, pues todos los demás gastos dependen de él: El número final de fotografías, las horas de alquiler del estudio, los desplazamientos si el trabajo toma varios días …

¿Cuántos modelos?

El catálogo más sencillo utilizará sólo a un modelo, pero si hay que realizar bastantes cambios, lo más adecuado es contar con más de uno. En un catálogo normal, por ejemplo, se suele contar con un mínimo de 3 modelos. Esto hace que el catálogo tenga una apariencia más variada y acorde a diferentes looks: Los catálogos con varios modelos causan que más tipos de clientes finales se sientan identificados y afines a la imagen de la marca.

¿Qué modelos?

Por supuesto, la elección de los modelos es crucial: No sólo debéis fijaros en sus medidas y sus tallas para que encajen con vuestras prendas de ropa, también debéis buscar modelos cuyo look y personalidad sean acordes a vuestra marca.

Al seleccionar modelos, no os fijéis tan sólo en su aspecto físico: La naturalidad, espontaneidad o la soltura frente a la cámara son igual de importantes; algunos fotógrafos incluso creen que es lo más importante. Consultad el book del modelo, revisad sus trabajos anteriores y, si no es suficiente, solicitad al fotógrafo o a la productora que organice un casting presencial.

¿Es necesario que sean modelos de agencia?

Las agencias de modelos realizan una preselección con criterios muy exigentes respecto a los modelos que representan. En la mayoría de ocasiones, contar con modelos de agencia es una garantía añadida de profesionalidad, y los trámites legales de contratación y seguro se simplifican al mínimo. Si lo necesitáis, vuestro fotógrafo debería daros la opción de trabajar con modelos de agencia y, óptimamente, actuar como nexo entre vosotros y la agencia.

Pronto publicaremos un artículo sobre cómo seleccionar modelos para vuestra producción, tipos de posados, y muchos más consejos para ejecutar vuestra producción fotográfica. Permaneced atentos en nuestro Twitter!

Estilismo adicional

Si vuestra marca trabaja con todo tipo de prendas de ropa y accesorios, es probable que queráis encargaros vosotros de proporcionar todas las prendas que son necesarias para cada cambio. Si no es así, solicitad a vuestro fotógrafo o productora la contratación de un estilista que se encargue de conjuntar cada cambio con las prendas y accesorios adicionales necesarios.

Maquillaje y peluquería

Cuando se trata de moda, es prácticamente imprescindible contar con maquillaje y peluquería (si los modelos son chicos también!). Solicitad a vuestro fotógrafo que os proporcione varias opciones para la contratación de maquillaje y peluquería, y seleccionad a los profesionales adecuados revisando sus porfolios y trabajos realizados.

¿En estudio o en localización?

Para un catálogo sencillo, o para vuestro e-commerce, muchas veces es necesario realizar las fotografías en estudio para obtener un fondo completamente blanco, por ejemplo. Si deseáis imprimir algo más de personalidad a vuestro catálogo y huir ligeramente de los típicos posados estáticos, podéis utilizar una o varias localizaciones en exteriores o en interior, como un paisaje urbano, una calle, o una habitación de estilo victoriano. Esto permite que las fotos ganen en personalidad e imagen de marca, pero hacen la producción más complicada.

Aunque el precio de alquiler de un estudio parezca elevado, muchas veces las fotos en localización pueden encarecer la producción porque, además del tiempo que se emplea en encontrarla, hay que contar con gastos extra de desplazamiento, alquiler de equipo para iluminación en exteriores y, en ocasiones, el coste de los permisos para fotografiar en ciertas localizaciones. Un buen fotógrafo sabrá cómo encontrar una buena localización y proponeros varias opciones.

¿Qué tipo de retoque fotográfico?

El retoque fotográfico puede ser tan leve como el ajuste de color y la corrección de pequeñas imperfecciones, o tan complejo como cambiar una prenda de color, eliminar objetos en la imagen, moldear la figura de los modelos, corregir los tonos de la piel o conseguir el look típico de las fotografías de moda, muchas veces considerado demasiado artificial para la fotografía puramente de catálogo. Especialmente los retoques más complejos implican una cantidad de trabajo considerable para el fotógrafo o para el retocador, así que es muy recomendable saber de antemano qué tipo de retoque necesitaréis para que no haya sorpresas una vez realizado el trabajo.

Estilo de fotografías

Es extremadamente recomendable que realicéis una selección de fotografías que os gustan para presentarlas al fotógrafo y para que entienda lo que tenéis en mente. Aunque se trate de fotografías sencillas con fondo blanco, realizad una selección de al menos 10 fotografías y explicad al fotógrafo qué os gusta y qué no os gusta en cada una de ellas. No sólo es una herramienta muy útil para el fotógrafo, sino que os permitirá a vosotros decidiros por un estilo mientras realizáis la selección de fotos de ejemplo para el fotógrafo.

Un buen lugar para encontrar fotografías de referencia es la sección Staff picks y la sección Editoriales de Litmind.

¿Cuántas fotografías?

Es muy recomendable especificar al fotógrafo cuántas fotografías de cada cambio queréis. Esto os dará un número total exacto de fotografías a obtener, y es un buen modo de valorar el precio final del trabajo, y sobretodo el precio final del retoque fotográfico, que depende directamente del número de fotografías.

Cesión de derechos

Para cualquier trabajo fotográfico deberéis obtener una cesión de derechos de autor y, si participan modelos, una cesión de derechos de imagen de éstos. Éste es un requisito imprescindible para que podáis hacer uso de las fotografías resultantes. Un buen fotógrafo profesional lo tendrá en cuenta desde el principio, pero os recomendamos encarecidamente que lo exijáis si no es así.

Muchos fotógrafos y modelos profesionales valoran su trabajo y su caché modulando la cesión de derechos de autor o de imagen que entregan al cliente. Esto les permite adecuar su precio a la cesión de derechos que están realizando, por ejemplo: Una cesión de derechos para la publicación de las fotografías en revistas en España, durante 2 años, será más barata que si se ceden los derechos para todo el mundo, por una cantidad de tiempo ilimitada y para todo tipo de publicaciones y páginas web.

Especificad al fotógrafo la siguiente información sobre el uso que vais a hacer de las fotografías:

Encontrar fotógrafos con Photolancers

En Photolancers podéis publicar vuestro proyecto y recibiréis presupuestos de fotógrafos profesionales seleccionados, sin ninguna comisión ni gasto adicional. ¿Cómo funciona Photolancers?

Esperamos que estos consejos os ayuden a afrontar la producción de vuestro catálogo de ropa con más confianza. Si tenéis alguna duda, o queréis contribuir vuestra experiencia, hacedlo en nuestro Twitter! Seguidnos en @photolancers para más artículos y buenos consejos para pymes y emprendedores!